arquitectos san lorenzo 8
arquitectos san lorenzo 8

Biografía

    Durante estos años se han realizado algunas obras de arquitectura con resultados meritorios, afianzando profesionalmente el estudio que mantengo con dos compañeros. Aunque no sean objeto de esta presentación de mi obra reciente, sí que reflejan un contacto permanente con una faceta profesional cercana a los valores más apreciables de la arquitectura, aspecto que ha sido muy importante en mi formación plástica y en la definición de sus contenidos.

    Tal y como he señalado anteriormente, superados los condicionantes familiares y de espacio, retomo mi relación con la pintura. Sigo siendo un pintor novel y, tomando las palabras de Manolo Valdes, que se definía como un pintor dominguero, en mi caso tienen un sentido casi literal. He de manifestar que para mí este distanciamiento, o reposo, es casi obligado por los formatos y las técnicas utilizadas: revocos, pigmentos naturales, etc. Éstos me permiten tener ese grado de reflexión, deseo, amargura, tristeza, alegría y frustración que todo proceso artístico tiene.

    La obra refleja una mirada sobre la tierra, como soporte físico de la actividad, la geometría, los procesos vitales, las tramas, la ambigüedad, lo principal frente a lo secundario, y el color. En este sentido, sin pretender ser pedante, mi obra es un medio personal para reflexionar sobre mi actividad, mis sentimientos, la expresión pura, las texturas y la materia que me rodea.

    Años atrás, animado por algunos amigos pintores, toledanos y mallorquines, y algunos compañeros de profesión y, sobre todo, un incondicional como es el caso de Venan, decidí recopilar parte de la obra que tenía más cercana, para plantear  realizar una exposición pública de una cierta parte de mi obra; aquello que comenzó con la comisión  de cultura de Caja de Ávila, ha tenido una mínima continuidad y ha permitido que parte de mi obra haya tenido mayor difusión, y la andadura de las exposiciones sea para mí más cercana aunque siempre dolorosamente felices.

    En la última exposición compartí cartel con mi amigo Fernando Silva. Tornasol.